Tremol es una caja registradora fiscal

La caja registradora debe ser cualquier empresario que pretenda vender bienes o servicios para el trabajo de personas físicas que no realizan una campaña económica. No incluye la tarea de si el vendedor es un pagador del IVA o si está renunciado a tales acuerdos. ¿Cuáles son las obligaciones de una caja registradora fiscal?

Tener una caja registradora debe, en primer lugar, verificar si debe registrar necesariamente la cantidad de ventas que realiza. En el caso de ventas pequeñas, realizadas rara vez, a veces una solución más perfecta puede ser mantener registros en las estadísticas de ventas no documentadas. Las exenciones a la necesidad de tener una caja registradora se presentaron en la Decisión del Ministro de Finanzas de 4/11/2014 en el pensamiento de las fotografías con el fin de mantener registros utilizando las cajas registradoras.Mencionemos que al comprar la primera caja registradora, tenemos derecho a un reembolso de hasta el 90% de sus precios, pero no más de setecientos zlotys. Una conveniencia significativa, también para el usuario, cuando también es el vendedor, será una caja registradora, o una que tenga un gran catálogo de productos o servicios vendidos. Para el cliente, la gran ventaja de este caso es el hecho de que recibirá un recibo, que proporcionará como una posible base para la devolución.

http://es.healthymode.eu/acai-berry-extreme-ayudas-efectivas-para-adelgazar/

La base para trabajar en taquilla será la fiscalización de la caja registradora. De que se trata Existe un solo procedimiento único y duradero que significa la asignación permanente del número de identificación fiscal de los contribuyentes al módulo fiscal. Por supuesto, podemos comprar una caja registradora, pero no hacemos la fiscalización, pero tal caja registradora financiera solo se puede jugar en un orden no fiscal. Es extremadamente importante que la caja registradora sea realizada por un técnico con experiencia, en caso de error, será necesario comprar una nueva caja registradora.

Las obligaciones básicas de una caja registradora fiscal deben imprimirse y entregarse al cliente en cualquier momento, si llega a la compra, y una vez al día imprime un informe diario. Una vez al mes (el primer día de cada mes se debe imprimir un informe mensual. Todavía debe tener una revisión obligatoria. Debe realizarse después de 24 meses de uso de la caja registradora. Recordemos también sobre el almacenamiento adecuado de recibos e informes: el legislador introduce a los empresarios la obligación de guardar copias de los rollos e informes diarios por un período de cinco años, recibos por dos años (desde el final del año fiscal. Una situación importante es, al mismo tiempo, recordar que después de cinco años el empresario debe reemplazar obligatoriamente el módulo de la caja registradora.