El desarrollo del embarazo vientre

Las primeras veces que quiero son las más importantes para un niño. Debido a que todos los órganos y valores de la vida persisten, en los últimos meses de la condición de otras mujeres, el niño prácticamente solo está creciendo. No es de extrañar que los médicos adviertan a las futuras madres que, en particular en estos momentos básicos de su apariencia bendecida, preguntan mucho acerca de sí mismas, tratan de no enfermarse y no tratar con medicamentos fuertes que podrían causar daños permanentes al futuro niño. Sin embargo, se sabe que terminar en casa durante 9 meses es imposible, y una secreción nasal y un resfriado, especialmente durante el solsticio y debido a los fuertes cambios hormonales en el sistema de la mujer, en realidad es difícil de evitar.

En primer lugar, uno no debe entrar en pánico cuando notamos que una secreción nasal nos compra durante el embarazo. La futura madre se las arreglará con un ligero resfriado muy efectivamente sola, no hay necesidad de intervención médica. Sin embargo, debe mencionarse que el uso de medidas en los cuatro meses principales de la selección es extremadamente desaconsejable. En tal caso, vale la pena confiar en los viejos remedios únicos para el resfriado de nuestra abuela. El té con limón, miel y jugo de frambuesa y cebolla y jarabe de ajo (a pesar de que es extremadamente malo no dañará al feto, y también nos ayudará y el frío pasará durante la semana.

Por otro lado, sin embargo, para contraer un resfriado durante el embarazo, debe respetarse mucho más que cuando tiene un resfriado antes del embarazo. Porque si un resfriado leve y secreción nasal durante el embarazo podemos curar con los métodos de la abuela, por supuesto con neumonía (que es mucho más probable cuando nuestra fuerza está extremadamente limitada por el cambio de nivel y las hormonas será más difícil de encontrar rápidamente.

Por otro lado, cuando se trata de una secreción nasal problemática durante el embarazo, la inhalación del agua con sabor a sal de mesa o gotas gástricas, menta, manzanilla o lavanda será un remedio muy fácil. Sonarse la nariz con frecuencia para no permitir que las secreciones fluyan por la garganta y desechar los pañuelos usados ​​inmediatamente. También puede abastecerse de gotas nasales que aclaran su nariz, y será más útil abastecerse de las contemporáneas hechas con la conciencia de los niños, ya que tienen un poder más delicado. Sin embargo, piense en no ponerlos más de 3 días.